Course Code: 2015-16

Profesora: Gill Emslie, PhD.

Organiza: Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza junto con La Comisión de mediación Intercolegial/Universidad de Zaragoza.

Lugar: Zaragoza
Viernes tarde: Facultad de Educación. Campus Universitario.
Sábado y domingo: Centro cívico las esquinas del psiquiátrico, Via Universitas 30-32. Sala 1

Fechas

12 Junio( 17h – 21h)

13 Junio (9.30h 14:00 y 16:00– 19.30h)

14 de Junio (10h –14 h)

Precio:

150€ (colegiados)

Inscripción:

Ingreso en la cuenta núm: ES05.3191.0245.1453.4329.7023
(Enviad el justificante de ingreso junto con vuestro nombre a la siguiente dirección de correo: mediación@reicaz.es)

Vamos a aprender cómo facilitar y mantenernos presentes en medio del fuego de los conflictos. Crearemos un entorno donde podremos explorar los temas subyacentes y empoderarnos, descubriendo soluciones “yo gano, tú ganas”. Todo ello nos ayudará a profundizar en nuestras relaciones y a facilitar el cambio personal, relacional y de la cultura organizacional.

Profundamente experiencial, esta formación pone el énfasis en la práctica de las habilidades y herramientas de facilitación necesarias para transformar situaciones polarizadas, se manifiesten dentro de nosotros mismos, en nuestras relaciones, en un contexto de grupo o en el marco más amplio del mundo, con sus influencias históricas, espíritus temporales y situaciones impredecibles y esperadas.

En este seminario aprenderemos herramientas para:

- facilitar nuestra tensión, indecisión, dudas interiores y límites.

- desplegar el mensaje útil de las dobles señales de comunicación

- facilitar las dinámicas de rango, poder y privilegio

- feedback ( retroalimentación)

- desarrollar nuestro liderazgo, meta-habilidades & meta-posición.

- análisis de roles y teoría campo

- como distinguir entre una voz personal y un rol

- facilitar procesos de grupo y su diversidad.

El conflicto es una parte ineludible de la experiencia humana, una tensión creativa que nace entre las dos fuerzas contrarias del Caos y el Orden.

Un conflicto no procesado es una fuente de tensión crónica, de insatisfacción y enfermedad. Puede escalar de múltiples formas. En las organizaciones puede sabotear los objetivos estratégicos y contribuir al agotamiento y al cambio de personal. En el mundo, es la raíz de la opresión y la violencia.

El conflicto, sin embargo, también puede ser una fuente de transformación y cambio. Cuando la energía contenida en el conflicto en forma de fuerza destructiva, carente de conciencia, puede ser transformada, se convierte en una oportunidad creativa que facilita una conexión más profunda en las relaciones.

Al igual que el Ying y el Yang de los antiguos practicantes taoístas, la esencia de todas las partes constituye el Todo.

El conflicto desplegado nutre el crecimiento personal, favorece las relaciones profundas, facilita el cambio organizacional y crea comunidad.